Mi Sitio: Home | Fotos |



Iniciando una nueva etapa en la Blogosfera

Parece mentira, como el tiempo pasa casi sin darnos cuenta, aún recuerdo como hace un par de años inicie este mi transito por Blogger, han sido dos años y algunos meses en los que he podido conocer personas buenas, blogs interesantísimos, sitios aleccionadores, pero sobretodo he tenido la oportunidad de poder dar a conocer mis ideas y de verdad doy gracias por la atención que me han brindado.
Pero la vida es un ir día a día buscando nuevas posibilidades y bueno se me ha presentado la oprtunidad de migrar a Word Press, es por este motivo que antes de iniciar esta nueva etapa, quiero dar gracias a todos los que me han seguido y acompañado hasta ahora, en este espacio, al mismo tiempo quiero invitarles a no perdernos de vista, sino más bien continuar caminando juntos en "Tras las raices del saber" en esta mi nueva dirección:

www.marcoalberca.com

Así es que ya saben les espero como siempre en "Tras las raices del saber", seguire dando a conocer lo que hasta ahora he hecho.
Que dios les siga bendiciendo.

Posteado por Marco Alberca 2:43 p. m. 5 comentarios Vínculos a esta publicación  



Instruimos o educamos...

Es triste y lamentable constatar que aún hoy en día en muchas escuelas de diferentes sectores y lugares del mundo, existen profesores que siguen considerando a la educación como un simple proceso de instrucción en el cual el alumno lamentablemente no es más que un mero receptor de conocimientos.

Hablamos de educar de manera personalizada, pero finalmente nos quedamos en una mera instrucción que se olvida que los alumnos son finalmente personas que necesitan ser atendidas, comprendidas, escuchadas y sobretodo valoradas.

Nos olvidamos que nuestros alumnos más que palabras y sentencias, lo que necesitan y buscan son maestros que les concedan el espacio necesario para escucharlos, atenderlos y lo que es más importante les ayuden a crecer como personas, mostrándoles el camino que les permita alcanzar aquello que todos buscamos encontrarnos con sentido en la vida.

Los maestros tenemos que aprender a descubrir que nuestros alumnos más que instructores lo que necesitan son personas que les formen en el difícil pero no imposible arte de llegar a ser PERSONA.

El Video de Pink Floyd, con sus años no deja de reflejar esta triste realidad, ver la educación y a los alumnos como cosas, no como personas que necesitan ser atendidas en todo momento, ser escuchadas, no maltratadas.

¿No será ese el motivo por el cual hoy por hoy, nuestros alumnos casi no nos escuchan? ¿No será que ya se cansaron de recibir incomprensión y mal testimonio de parte de quienes deberíamos ser modelos de vida para ellos?.

Aún estamos a tiempo de corregir las cosas, si es que reflexionamos en torno al verdadero sentido de educar a la persona, no perdamos de vista el verdadero sentido de nuestra vocación: "EDUCAR a la PERSONA, para que la persona se descubra de verdad y alcance su realización plena dentro de una sociedad que espera de ella, de frutos en abundancia".

Posteado por Marco Alberca 11:00 p. m. 2 comentarios Vínculos a esta publicación  



María mírame...

Hemos iniciado el mes de Mayo, y con el una vez más la Iglesia católica , pone su mirada de una manera muy especial en Santa María, por una sencilla razón es la Madre de Dios, nuestro Dios y por consiguiente resulta claro entender que es también nuestra madre, pues es la madre de nuestro Dios.

¿Porque dirigimos nuestra mirada y atención a una mujer como María?, la respuesta es sencilla: es en ella y a través de ella que podemos acercarnos a Dios nuestro Padre, porque claro, quien mejor que ella para acercarnos a su hijo Jesucristo, quien mejor que ella para decirnos con su vida lo sencillo que es amar al Padre.

He encontrado este video “María mírame” y me ha parecido oportuno colgarlo, su sencillez lo dice todo y creo que si reflexionamos en torno a la letra de la canción, esta nos ayudará a contemplar con más detalle a María, aprenderemos a dejarnos conducir y sobre todo dejarnos guiar por la dulzura y sencillez de una mujer que supo dejarse conducir por el amor de Dios.

Contemplemos y pidámosle a María, no sólo en este mes sino todos los días de nuestra vida, que nos ayude a ponernos en la presencia de su Hijo, que sea ella con su amor de madre quien nos enseñe a amar a Jesús.



Posteado por Marco Alberca 5:13 p. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



La Universidad católica y su deber de educar en la verdad.

A todos ustedes les digo: sean testigos de esperanza. Alimenten su testimonio con la oración. Den razón de la esperanza que caracteriza sus vidas (cf. 1 Pe 3,15), viviendo la verdad que proponen a sus estudiantes. Ayúdenles a conocer y a amar a Aquel que han encontrado, cuya verdad y bondad ustedes han experimentado con alegría. - Benedicto XVI.

Muy a propósito del discurso del Santo padre Benedicto XVI, pronunciado en la Universidad Católica de América, conviene recordar y sobre todo no perder de vista el hecho de que la educación es, en esencia, formación de la persona y ello incluye necesariamente la transmisión de valores éticos, estéticos y religiosos.

Hoy más que nunca se hace necesario que quienes tenemos la responsabilidad de educar , desde una universidad católica, logremos entender que estamos llamados no sólo a transmitir conocimientos, estamos llamados, a ser acompañantes de nuestros estudiantes en lo que constituye un caminar por la vida buscando la verdad, es claro que no se trata de cualquier verdad, sino de la verdad auténtica, aquella que se manifiesta en el
innato deseo de cada ser humano de conocer y que constituye el contexto de la búsqueda humana sobre el significado de la vida.

Por eso es que se hace necesario ayudar a nuestros estudiantes a descubrir aquella verdad que les haga verdaderamente libres , cuánta razón encierran las palabras de nuestro Santo Padre al recordarnos que : quien busca la verdad se transforma en uno que vive de fe” (cf. Fides et ratio, 31), a esto estamos llamados los educadores católicos, esta es la misión del docente universitario católico, vivir y asumir su vocación a partir de una constante y permanente búsqueda de sabiduría, y es que sólo así el hombre es feliz, en la medida en que desarrolla su sabiduría se encuentra, se descubre, alcanza aquel sumo bien que le es debido.

Quienes formamos parte de alguna casa de estudios superiores, debemos de hacer nuestro el reto que nos propone nuestro Santo padre cuando nos invita a ayudar a nuestros estudiantes a salir de esa "crisis de verdad" contemporánea la cual está radicada en una "crisis de fe". Nuestros jóvenes estudiantes necesitan de personas cuyos conocimientos y experiencia de vida les ayuden a encontrar el camino verdadero que les lleve a lo que todos de alguna manera buscamos, esto es: descubrir la alegría de entrar en "el ser para los otros" de Cristo.

Es a través de sus maestros y orientadores, que los jóvenes estudiantes universitarios deben llegar a descubrir que “La libertad no es la facultad para desentenderse de; es la facultad de comprometerse con, una participación en el Ser mismo. Como resultado, la libertad auténtica jamás puede ser alcanzada alejándose de Dios”.

Finalmente quisiera concluir refiriéndome a las palabras con las cuales doy inicio a este artículo, son frases muy sugestivas las que nos presenta Benedicto XVI, toda vez que si les ponemos la debida atención comprenderemos que está en nosotros lograr lo que queremos para nuestros alumnos, ellos esperan que sus maestros sean finalmente curtidos caminantes que han aprendido a subir la cuesta de la vida a base de una sincera apertura a la verdad y que ahora a partir de un auténtico testimonio de vida, les ayuden a encontrarse con sentido en esta vida que nos ha sido dada, justamente para que sea fructífera.

Posteado por Marco Alberca 1:58 p. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



la razón en la filosofía.

Fe y razón, constituyen los grandes medios que tenemos para lograr aquello que es un permanente anhelo del hombre, alcanzar la verdad.

Podemos decir entonces que existe un doble orden de conocimiento de la verdad: el de la fe, fundado en el testimonio de Dios que se revela y que exige la libre adhesión de la obediencia, y el de la razón, que parte de la experiencia de los sentidos y moviéndose a la luz de la inteligencia puede llegar a la verdad objetiva.
Esto es, a aquella que le es propia desde que se inicio, me refiero a aquel deseo de saber, de alcanzar la verdad, que permitió al hombre empezar a filosofar.
Es en este sentido,
que el Papa Juan Pablo II en su encíclica "Fides et Ratio" no se limita a una simple reflexión en torno a la razón de ser de la Filosofía, sino que desarrolla una propuesta sobre la razón y la filosofía, o más claro aún, sobre el puesto de la razón en la filosofía. Aquella razón que aspira y tiende a lo verdadero, y que, en consecuencia, genera una filosofía que abraza lo universal y se propone a todos los hombres de diferentes culturas.


Posteado por Marco Alberca 11:23 a. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



Ciencia y Fe ¿Se oponen o complementan?

Para unos, ciencia y fe son complementarias, y para otros, en cambio, ambas se oponen. Las dos posiciones existen en la actualidad. La mayoría de los filósofos, de los teólogos y de los científicos suelen estar a favor de la complementariedad y el diálogo.

La fe no da respuestas concretas, sino pistas, perspectivas, una cosmovisión. Para que la razón busque respuestas, a su vez, la fe, previene a la razón de errores. La fe y la razón han caminado, pueden caminar y deben seguir caminando juntas hacia la conquista de un mismo objetivo: “alcanzar por medio de la obra de los hombres la mejor realización de la voluntad de Dios”.

Los seres humanos están buscando siempre sistemas de pensamiento y reflexión que los conduzcan hacia la superación personal de cada quien y hacia la excelencia moral de todos. Si no fuera así, la gente se acomodaría y adaptaría a los entornos sociales corruptos, delincuenciales, inmorales y amorales.

Posteado por Marco Alberca 11:14 a. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



Creer sin creer…

Leía hace unos días, algo que me ha hecho reflexionar: “el corazón de la persona humana está hecho para buscar y amar a Dios. Y el Señor facilita ese encuentro, pues Él busca también a cada persona, a través de gracias sin cuento, de cuidados llenos de delicadeza y de amor”, es claro que Dios se hace el encontradizo, para que efectivamente el hombre pueda finalmente descubrirle y amarle.

Parece mentira entonces, que teniendo todo a favor nuestro, es decir, pudiendo como seres pensantes, descubrir a Dios presente en nuestras vidas; tan sólo nos quedemos en el plano de la teoría. Esto me lleva a considerar que tan solo hemos aprendido a hacer teoría de Dios y en algunos casos aprovechamos el tema de Dios, para asegurarnos de manera poco convincente de cosas y puestos en la vida. Pero en el fondo no creemos, no vivimos con autenticidad y transparencia aquello que debería marcar nuestra vida.

Es triste ver que a veces quienes deberían ser modelo de amor a Dios, en la práctica nos demuestran con sus actos, una gran lejanía a todo aquello que Dios nos invita y claro el resultado es el egoísmo, la frivolidad, el desamor, el aprovechamiento y despreocupación por nuestro prójimo.

Dios nos ha dado muestra, de una y otra forma, que no hay mayor muestra de amor que aquella que nos lleva a dar la vida por los demás, sin embargo, nos afanamos en pensar en nosotros mismos, en buscarnos a nosotros mismos, Qué poco valoramos entonces el verdadero sentido del evangelio, con qué facilidad cambiamos el mensaje de salvación.

Nuestro problema es de asentimiento a las cosas de Dios, decimos creer pero en el fondo no creemos, porque lamentablemente no nos dejamos ganar por el amor de Dios. A este propósito me parece oportuno aludir a un extracto del libro de los valores de Gustavo Villapalos y Alfonso López Quintas, allí nos dicen respecto a la fe y al creer lo siguiente:

“Todos los términos que proceden de la raíz latina “fid” (fidelidad, fe, confianza, confidencia…) aluden a una relación personal estrecha, sólo posible cuando hay afinidad de sentimientos y capacidad de estar a la escucha. Una anécdota lo confirma: Un misionero de África estaba traduciendo el Evangelio de San Juan del dialecto songhai, y como no encontraba las palabras exactas para expresar lo que entrañaba la palabra creo, resolvió acudir a un africano convertido al cristianismo. El negro, después de pensar unos momentos, insinuó: ¿No quiere eso decir oigo en mi corazón?”.

De eso se trata en definitiva, de aprender a oír en nuestro corazón aquella suave y dulce voz de Dios, que día a día nos sale al encuentro, dejarnos ganar por su amor, y terminar haciendo tan solo su voluntad. Esto es lo que nos hace falta para creer de verdad.

Posteado por Marco Alberca 6:57 p. m. 0 comentarios Vínculos a esta publicación  



El amor en familia

Los años no pasan en vano, parece mentira, pero lo cierto es que cuando Mary y yo decidimos formar este nuestro hogar, no pensamos que el tiempo transcurriría tan rapido, por eso ahora al cumplir veintidos años de casados lo único que puedo decir es gracias Señor por todo lo que nos has permitdo vivir y llegar a tener como fruto de nuestra unión: me refiero a nuestros hijos.


No ha podido ser más emotivo para nosotros el hecho de poder tenerlos a nuestro lado compartiendo con nosotros la alegría de este acontecimiento, escuchar a nuestro hijo mayor, en representación de sus hemanos desear lo mejor a sus padres y al mismo tiempo pedir por el mantenimiento de la unión familiar.

Esto me hace pensar que no se necesitan mayores cosas para vivir en familia, tan sólo es necesario el amor compartido, el resto cae por su propio peso, por eso no dejaré de dar gracias a Dios por la vida que nos permite vivir.

Posteado por Marco Alberca 6:34 a. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



LA FILOSOFÍA PUEDE CAMBIAR LA VIDA…

“El mayor descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar de vida cambiando de actitud”. William James.

Si de vez en cuando nos diésemos el tiempo y el espacio necesario para meditar en torno a nuestro vivir, tendríamos la oportunidad de reflexionar en torno al valor y sentido de nuestra vida.

El problema surge cuando nos acostumbramos a vivir como vivimos, y nos dejamos ganar por la rutina, al punto de no querer cuestionar ese nuestro vivir rutinario, puesto que en muchas de las circunstancias la vida se vuelve una costumbre, los problemas se acrecientan al punto de alterar nuestra existencia.

Es aquí, en esta circunstancia, donde deberíamos estar preparados parar poder reflexionar en torno a nuestro vivir, reflexionar haciendo uso adecuado de nuestra capacidad de razonar, y no dejarnos llevar por la ignorancia de las cosas, la cual casi siempre nos aleja de la verdad, el hombre ser dotado de razón, se está olvidando de hacer uso adecuado de está capacidad, que lo hace distinto a los demás seres, a tal punto de ir cada día perdiéndose en una serie de caminos que lejos de hacerle feliz, le agobian, le frustran e incluso le llenan de desesperanza frente a la vida.

La Filosofía a lo largo de la historia ha jugado un papel decisivo en la vida del hombre, cuando se ha hecho buen uso de ella, el hombre ha llegado a asumir una actitud reflexiva en torno a si mismo y a todo lo que le rodea.

A este propósito considero que la Filosofía bien entendida y bien asumida, ha surgido para llegar a servir de guía a la gente común y corriente, esto es, por medio de la Filosofía el hombre aprende a pensar por si mismo, aprende a asumir una actitud crítica frente a la vida, aplicando ideas útiles a los problemas concretos de la vida.

Leyendo el libro “Pregúntale a Platón” de Lou Marinoff, me encontraba con lo que él llama ocho formas en que la Filosofía puede cambiar la vida. Efectivamente, coincido con el autor de este libro en el sentido de que de esto trata la Filosofía, de ayudarnos a cambiar la vida, ver las cosas desde otra perspectiva, ayudarnos a descubrir el verdadero sentido de la vida, en cortas palabras descubrir la verdad y lograr a partir de ella, aquella vida virtuosa que nos hace mejores personas.

Me ha parecido oportuno transcribir estas ocho pistas que Marinoff nos presenta en su libro, puesto que considero nos pueden ayudar , por un lado a comprender la razón de ser de la Filosofía, tan mal vista y poco valorada en estos últimos tiempos y por otro lado nos pueden ayudar a mejorar como personas en nuestro día a día.

Ocho formas en que la Filosofía puede cambiar la vida:

  1. CURACIÓN: la Filosofía está llamada a expulsar el sufrimiento de la mente.
  2. El objetivo último de la Filosofía es el FLORECIMIENTO del hombre.
  3. LOGRO: a través de la Filosofía el hombre se va perfeccionando.
  4. EMANCIPACIÓN: la Filosofía nos libera de las limitaciones que a veces nosotros mismos nos ponemos.
  5. DESPERTAR: la Filosofía nos permite llegar a descubrir la verdad.
  6. RESOLUCIÓN: es un método usado por la Filosofía, para resolver los problemas de los hombres.
  7. PURIFICACIÓN: la Filosofía ordena nuestra mente otorgándonos la posibilidad de lograr alcanzar la felicidad.
  8. SER: la filosofía nos lleva a reconocer que estamos en esta vida para algo, lograr darle sentido.

Posteado por Marco Alberca 6:12 a. m. 0 comentarios Vínculos a esta publicación  



¿Cómo atendemos a nuestros hijos?

Muy a propósito de lo que debe ser una gran preocupación de los padres y las escuelas, me refiero a la educación de los hijos, considero importante tomar en cuenta las palabras del juez de menores Emilio Calatayud Pérez al referirse a lo que debe ser la atención que debemos poner los padres, las escuelas y la sociedad misma, respecto al cuidado y acompañamiento que debemos brindar a nuestros hijos. Les invito a visionar este video.

Posteado por Marco Alberca 8:57 a. m. 1 comentarios Vínculos a esta publicación  



A propósito del Adviento…

En algún momento de mi vida, alguien me recordó que ser cristiano era ser “uno en Cristo”, San Pablo me hizo comprender aquellas palabras, con las suyas: “Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mi”. Hoy después de muchos años, voy comprendiendo el profundo sentido de lo dicho.

No basta con llamarnos cristianos, debemos aprender a serlo a partir del día a día, lo veo en Pablo de Tarso, en su proceso de conversión, en su entrega sincera, en su testimonio de vida y aún en su muerte.

El que descubre a Dios, o mejor dicho, aquel que llega a tener un encuentro verdadero con Jesús, no vuelve a ser el mismo, algo sucede, la vida cambia, pues todo se empieza a ver desde otra perspectiva, casos hay muchos , a Mateo le bastó una mirada, a Zaqueo un compartir, a la Samaritana un dialogo, a San Ignacio una enfermedad, lo cierto es que todos ellos no fueron los mismos a partir de ese encuentro personal con Jesús.

Y es que sólo así se aprende a vivir en cristiano, dejando atrás, todo aquello que me impide ser de Dios, dejando que mi vida sea empapada por el amor de Dios, pero para ello al igual que muchos, muchos cristianos, debo empezar por dejarme conducir.

Estamos iniciando este hermoso tiempo de Adviento, digo esto, porque en verdad es hermoso, son cuatro semanas en las que se nos da la posibilidad de propiciar un encuentro con el Señor, todo depende de que nos dejemos conducir y al igual que tantos y tantos santos cristianos permitamos que Jesús se adueñe de nuestros corazones y nos haga distintos.

El problema está en el hecho de que parece ser que nos hemos acostumbrado a vivir como vivimos, sabemos que andamos mal, nos damos cuenta que no somos felices haciendo lo que hacemos, y sin embargo no somos capaces de de hacer un alto y ver que no podemos seguir así.

Aprovechemos este tiempo para intentar ir retirando de nuestra vida todo aquello que nos aleja del amor verdadero, quitemos los obstáculos que no nos dejan alcanzar la verdad, esforcémonos por ser verdaderamente felices, tan sólo se requiere buena intención en el actuar, una profunda fe, fruto del conocimiento diario de quien sabemos nos ama y por supuesto mucha oración, con aquel que sabemos nunca falla. El resto se nos dará por añadidura.

Posteado por Marco Alberca 7:47 a. m. 0 comentarios Vínculos a esta publicación