Mi Sitio: Home | Fotos |



“Vivir del Amor de Dios”

“San Agustín nos dice: «Ama y haz lo que quieras». ¿Lo hemos entendido bien, o todavía la obsesión por aquello que es secundario ahoga el amor que hay que poner en todo lo que hacemos? Trabajar, perdonar, corregir, ir a misa los domingos, cuidar a los enfermos, cumplir los mandamientos..., ¿lo hacemos porque toca o por amor de Dios?”. Ayer, después de leer este texto, he sentido la necesidad de revisar a fondo mí vivir de creyente, y es que encuentro que muchas de las veces, las acciones que realizo, las cumplo simplemente porque así está establecido, más no por amor a Dios, y claro de esa forma todo lo que hago pierde su valor, pierde trascendencia.


Cuanta razón guardan las palabras de San Pablo cuando en su carta a los Corintios nos dice: “Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de profecía y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas”… ; si no tengo amor, no soy nada. Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve. ..

Es verdad puedo realizar muchas cosas, pero todo finalmente termina cayendo en el vacío, en la rutina y claro todo, termina por cansarnos y como es de esperar se acaba la ilusión se acaba el compromiso, se pierde hasta la fe.

Que distinto se vuelve todo cuando es el Amor, el verdadero Amor, aquel amor que ennoblece, que viene de Dios, nos transforma, y nos mueve a actuar. Todo cambia y cobra nuevo sentido, la vida se ve desde otra perspectiva. No olvidemos que sólo aquel que se nutre del amor que nace de Dios…es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca.

Posteado por Marco Alberca 9:43 a. m.  

0 Comments:

Post a Comment