Mi Sitio: Home | Fotos |



El Hombre… y su permanente deseo de ir Tras las raíces del saber.

A lo largo de su historia, el ser humano a manifestado una inquietud creciente por saber, por conocer, por alcanzar la verdad.

Es a partir de la admiración y el asombro que le produce la vida, que el hombre se interesa por lograr encontrarle un sentido a su existencia.

El deseo de saber, forma parte del ser humano, denota un deseo innato de lograr aquello que le de sentido a su vida.

La verdad entendida como aquella relación de adecuación “entre lo que se piensa y lo que la cosa es”, constituye la razón de ser de ese deseo de saber que hay en el hombre.

De lo que se trata, es de aprovechar adecuadamente esa su capacidad de pensar, de buscar con ilusión aquello que le de coherencia a su vida, y es que ese afán por saber debe conducir cada día al hombre a procurar esforzarse por lograr comprender el mundo en el que vive, debe de esforzarse por descubrir, investigar lo desconocido o poco conocido, para ello, nada mejor que buscar la verdad, pero no cualquier verdad, sino aquella que “le hace libre”, que le permita hallarse con sentido en esta vida.

Resulta grato constatar, el que cada vez que el hombre encuentra o descubre algo nuevo, se siente bien consigo mismo; esto debe motivarnos a seguir buscando e ir tras las raíces del saber.

El hombre es un buscador infatigable de la verdad, más de dos mil años de saber existencial, así lo garantizan.

Hoy más que nunca, cuando aparentemente se va perdiendo la brújula, de ese verdadero deseo de saber, se hace necesario volver alo esencial, esto es, a las raíces del saber, es decir volver a sentir admiración por “lo extraordinario”, volver a preguntarnos por aquello que le de sentido a las cosas, volver a reconocer que a pesar de todo lo que el hombre puede haber logrado, existe una situación límite que nos debe llevar a todos los seres humanos, a reconocer nuestra finitud y caducidad, debemos llegar a entender y comprender que hay cosas que no podemos alcanzar, por nosotros mismos, debemos llegar a deducir según palabras del gran Sócrates, que finalmente “Solo se que no se nada”.

Digo esto porque a pesar de lo importante y necesario que es el saber, hay un limite para el hombre, todo no le está permitido, existe un ámbito, que no le ha sido dado.

El ser humano debe saber reconocer que por encima de él existe un ser que es la sabiduría misma, de Él dependemos y si somos lo que somos y tenemos lo que tenemos a Él se lo debemos. San Agustín diría al respecto: “Dios es siempre mayor de lo que nosotros podamos pensar”

Posteado por Marco Alberca 6:00 a. m.  

3 Comments:

  1. marcos rodriguez said...
    Esa es una motivaciòn que le da sentido a la vida , saber , conocer y querer hacerlo son instintos humanos.
    Tu post me inspira a dejarte una reflexiòn que una vez deje en uno de los mios.
    Encontrarle sentido a la vida es tomar las riendas y buscar ,sembrar y cultivar lo que yo deseo para mi,es decir crear mi vida como yo deseo que sea,como quiero que sea mi experiencia,que se hacer ,como lo hago,para que lo hago.La reflexiòn diaria me ayuda a decidir lo que quiero que me ocurra, y como hacer para lograrlo,eso hace mas pequeña la distancia que hay entre el hecho del vivir y el para que vivir.
    Hoy en dia vivo una vida tranquila,pletòrica de paz y de èxitos en el campo laboral y personal,muy distinta a la vida a la sombra que llevè durante muchos años,hay un factor que llaman el factor suerte,dicen algunos que la vida les sonrie a unos y a otros no,ejemplo sè de varias personas que teniendo o llevando una vida que tildan de sana y normal,aun asi viven en condiciones nada envidiables,me refiero a personas que no obtienen logros a pesar de estar preparados para hacerlo con facilidad,yo personalmente no creo en ese factor suerte o sonrrisa,para mi, cada quien vive como ha seleccionado vivir,pues nada hay de suerte en trabajar para lograr lo que deseo para mi,lo que si hay es esfuerzo,deseos ,constancia,cojones para aceptar,rectuficar y pedir cuando no puedo.Todo lo monto en valres recuperados,me rfiero a la humildàd,el respeto,la aceptaciòn,la comunicaciòn,y sobre todo en la honestidad,en otras palabras,El sentido está en la base de la manera en que vivimos: la funda pero no se ve si no nos preguntamos reflexivamente por él; son los cimientos que sostienen y dan forma a la existencia, pero en tanto cimientos no son visibles sin cierta “excavación”.
    Culmino mi escrito diciendo que la asertividad y lo que viene de dios es motor que impulsa el sentido que le doy a mi vida

    Un saludo de otro Marcos
    Jorge Alberca said...
    Asi es, Marco, muy bien escrito, y es por eso que "la verdad nos hará libres". Por eso es bueno decirles a los que se jactan de ser poseedores de la verdad, parafraseando a Antonio Machado, "Tu verdad, NO, la VERDAD, y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela".
    Carlos Masías said...
    Sr. Marco Alberca... interesante página. La visitaré más seguido. Saludos.

Post a Comment